La cirugía íntima engloba un conjunto de técnicas quirúrgicas encaminadas a corregir problemas funcionales o estéticos de la región genital.

Este tipo de cirugía es cada vez más popular en todo el mundo, con una demanda creciente por parte de las mujeres. La cirugía íntima está encaminada a solucionar problemas de descolgamiento, problemas de retención de orina, falta de tono muscular de la vagina o mayor amplitud debido a los partos o por la edad, así como asimetrías u otros problemas.

Uno de los procedimientos quirúrgicos más conocidos de la cirugía íntima es la vaginoplastia o rejuvenecimiento vaginal, cuyo objetivo es devolver a los músculos vaginales la tonicidad perdida por los partos o el envejecimiento. Este procedimiento también permite reconstruir o cambiar el aspecto de la vagina, ya sea por razones estéticas o no, siguiendo en ocasiones determinadas modas.

¿Qué otras técnicas quirúrgicas incluye la cirugía íntima?

Es importante resaltar que todas las intervenciones de Cirugía Íntima tienen como objetivo corregir la alteración estética o funcional, preservando al cien por cien la sensibilidad.