¡Ola de calor! Que no se asfixie tu piel

Los golpes de calor también son cuestión de piel, la cual se asfixia en verano. Para evitar y combatir de un modo profesional y científico la deshidratación, nada mejor que los consejos básicos que te dan nuestras profesionales:

Efectos negativos de la ola de calor en tu piel

  • Al aumentar el flujo sanguíneo a la piel aumenta a su vez el intercambio de calor y ese exceso de calor corporal llega a la superficie del cuerpo, es decir, a la piel.
  • Al aumentar la temperatura pueden surgir además brotes de eczema y psoriasis.
  • Aunque en general el cuerpo se libra del calor sobrante sin dificultad, a veces, con un golpe de calor se produce estrés térmico que desencadena en problemas de salud.
  • El aumento de las temperaturas favorece las infecciones fúngicas como la pitiriasis versicolor, esas pequeñas manchas redondeadas en la espalda y el pecho, de color blanco y rosado.
  • Edema o hinchazón en las piernas y las manos que suele producirse cuando pasamos demasiado tiempo de pie o sentados y expuesto a altas temperaturas.

¿Cómo evitar la asfixia?

  • Utilizar mascarillas de gel frío para conseguir refrescar y equilibrar la temperatura, además estarás reduciendo el nivel de estrés que una ola de calor provoca en tu piel.
  • Optar por tratamientos refrescantes para el cuerpo, como las envolturas que activan nuestra circulación y gracias a los principios activos empleados reducen la temperatura corporal provocando además una sensación de frescor duradera. Mejor si contienen principios activos détox: algas, aceite esencial de naranja, citronela, cola de caballo, hiedra y lavanda.

Los alimentos, fuente de vida y agua

Debemos saber que hay alimentos especialmente adecuados para mantener la hidratación de nuestra piel. El aumento de las temperaturas favorece las infecciones fúngicas como la pitiriasis versicolor. Tenemos que añadir a nuestra despensa aquellos alimentos que favorecen la producción de colágeno y elastina. El consumo de líquidos y alimentos ricos en agua es determinante para evitar problemas como la sequedad, flacidez y envejecimiento prematuro.

Podemos a su vez aconsejar a nuestros clientes no sólo con una sabia prescripción de belleza profesional, sino también con la dieta y el consejo nutricional idóneos.

Preparar ricos y refrescantes zumos que además de hidratar por dentro y por fuera también refresquen, es una de las claves para que nuestra piel no se asfixie.

Listado de categorias